Comprar un auto es una decisión muy importante. En ella se ven reflejados los esfuerzos que realizamos, y adquirimos una herramienta y un patrimonio importante para nuestra vida. Esta decisión se vuelve aún más importante al momento de comprar un auto seminuevo. Esto es ya que, aunque las ventajas son considerables, se necesita una mayor atención para realizar la compra.

No sólo porque debemos tener más cuidado, sino porque debemos ser más atentos. Pero para que esta sea una grata experiencia hemos reunido para ti los mejores 5 consejos para que la compra de tu auto seminuevo resulte ser lo que tú esperas: la mejor inversión.

1. EVITAR LOS LOTES MUY GRANDES

Uno de los principales consejos que los expertos nos dan es evitar un automóvil de grandes lotes. Y sobre todo alejarse de los denominados Coyotes. La razón es muy sencilla. En estos grandes establecimientos los propietarios suelen intentar vender sus autos lo más rápido posible, sin tener consideración por el estado en que los autos se encuentren. Los coyotes también se cruzarán en nuestro camino. Intentado vender a toda costa un auto seminuevo del cual no podemos conocer bien su estado mecánico y procedencia legal, y no te brindan ninguna garantía en caso de querer hacer alguna reclamación por alguna de estas causas.
Aunque consideremos que en los establecimientos pequeños o medianos el precio podría incrementarse un poco, hay que tomar en cuenta que estamos pagando por calidad. Nuestro auto tendrá un mayor tiempo de vida y nuestra inversión no se verá afectada.

Por todo esto te invitamos a que conozcas Autos Selectos Puebla, donde nos empeñamos en seleccionar lo mejores vehículos, en las mejores condiciones mecánicas, legales, y garantizados, para nuestros clientes.

2. PENSAR Y CUIDAR EL PRESUPUESTO

Este es uno de los asuntos que debemos considerar con mayor delicadeza. Lo ideal siempre es establecer un presupuesto inicial, pero incluso si encontramos una buena propuesta que se ajuste a este también debemos considerar que dentro de cierto tiempo también podría generarnos gastos imprevistos o ajustes de rigor. Algunas veces nos encontraremos con automóviles de lujo o deportivos. Estos posiblemente requieran refacciones más costosas, o mantenimiento especial.
Se recomienda entonces que tomemos en cuenta todo este tipo de gastos hormiga dentro del presupuesto inicial. Así nuestras finanzas no se verán mermadas y todo marchará de acuerdo a un plan.

3. TOMARSE EL TIEMPO NECESARIO ES LA MEJOR DECISIÓN.

Aún si creemos haber encontrado nuestro automóvil ideal en el primer lugar al que acudimos, debemos tener calma. Siempre es importante pasar revista de al menos 5 establecimientos para comparar precios y financiamiento. Otra consideración que tenemos que tomar en cuenta es verificar el estado fiscal del automóvil. Debemos intentar pensar con cabeza fría y verificar que todo esté en buenas condiciones y no haya ningún inconveniente legal.
Estos problemas legales son comunes cuando la venta se realiza entre particulares. Los expertos nos recomiendan que procuremos comprar un auto seminuevo en lugares establecidos que se encuentren en regla y nos brinden seriedad y seguridad.

4. LA REVISIÓN MECÁNICA ES INDISPENSABLE.

Este es uno de los aspectos que más debemos cuidar, el cuidado del motor de nuestro vehículo. Es su parte más delicada y funcional. Y por ello debemos ser muy atentos a la hora de revisar esta parte del vehículo. La recomendación ideal siempre es contar con un mecánico de confianza. Y después contratarlo para recibir su asesoramiento, pues podría darnos el servicio de acompañarnos hasta el lugar en cuestión para realizarle un análisis general al automóvil.
Esto podría ser una gran ventaja, pues ya no tendremos dudas sobre el estado actual del auto. Y esto hará que ambas partes del convenio queden en los mejores términos pues ya no existirán posibles malentendidos futuros sobre el automóvil.

5. UNA REVISIÓN RÁPIDA PUEDE SER NUESTRA MEJOR ALIADA.

Si bien sabemos que no es una opción rápida, el ir descartando opciones, de autos que no se encuentren en buenas condiciones,  vuelve el proceso más veloz y podría ser más sencillo de lo que podríamos imaginarnos. Estos chequeos podríamos realizarlos nosotros sin necesidad de ser unos expertos en la materia. Por ejemplo, revisar que el aceite de motor no tenga grumos o rebabas, cuando las tienen indica que el automóvil no ha tenido un buen mantenimiento y podría convertirse en un problema grave de conductos tapados en el motor. Otro es revisar debajo del automóvil. Esto puede ayudarnos y auxiliarnos a saber en qué condiciones se encuentra la parte mecánica del automóvil. Si notamos que tiene fugas de aceite, agua, o anticongelante podrían indicarnos que el auto tiene algunas mangueras rotas o perforadas.
Otra tarea sencilla que nosotros podríamos verificar es checar si el auto no se encuentra descuadrado. Observando los espacios que hay entre cada lado de la fascia y la salpicadera podemos ver que, si hay tan sólo un poco de diferencia es que el auto sufrió un accidente, indicándonos que el golpe lastimó el alma del auto y tuvo que ser reparado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com